Los primeros moravos llegaron a Bluefields en 1847. En esta foto, su primera iglesia en la ciudad. Foto | Archivo | La Costeñísima

La misión morava en el desarrollo de la Costa Caribe

La Costeñísima
Publicado el 13 Marzo, 2017 a las 6:18 pm

Los misioneros moravos se establecieron de manera permanente y definitiva en Bluefields en 1849, tras la llegada de la primera misión morava a esta población. Desde entonces, esa misión cristiana se ha dedicado a la evangelización y también ha prestado los servicios de educación y salud.

El 2 de mayo de 1847 llegaron a Bluefields los primeros misioneros moravos, encabezados por Heinrich Glottob Pfeiffer, eran de origen prusiano (Prusia al norte de Alemania).

Fueron bien recibidos por el Rey George Guillermo, conocido como George IV. El 16 de mayo celebraron su primer culto en Bluefields, en alemán. Lograron varias concesiones del Consejo de Estado, acordando que establecerían una misión permanente.

El 14 de marzo de 1849, llega a Bluefields el primer grupo, estaban los esposos Pfeiffer, Eugene Lundberg y George Kandler, un laico de oficio carpintero. Lundberg era maestro y fundó una escuela en el barrio Cotton Tree (antiguo nombre de Punta Fría).

La influencia de los moravos en la educación

El culto lo celebraban en el palacio del rey Mosco. Entre 1849 y 1855, construyeron en Cotton Tree una casa pastoral, una iglesia y una escuela.

Después se trasladaron a los terrenos que actualmente ocupan la capilla y el colegio, en 1855 construyeron una nueva iglesia. Lundberg inauguró una escuela el 10 de junio de 1855, junto a la Primera Iglesia Morava Central. Asistió el rey Georges Augustus Frederick, sus hermanas, las princesas Agnes, Mathilde (primera bautizada) y Victoria, quienes pasaron a vivir en la casa del reverendo Pfeiffer. Alejandro, el hermano, fue enviado a estudiar a Alemania donde falleció. Procedentes de Jamaica llegan otros profesores, entre ellos Peter Blain, quien realizó el primer estudio de la lengua mískita.

En 1880 la influencia de los moravos es tan grande que varios de ellos son ministros del Rey Clemente II, se establece la educación obligatoria en toda La Mosquitia y un impuesto a favor de las escuelas.

En 1900 hubo problemas al decretar el presidente José Santos Zelaya López que la educación fuera impartida sólo en español. Los moravos estuvieron a punto de ser expulsados, gestionó por ellos el cónsul alemán Heize. En 1914 los acusaron de espías alemanes por las autoridades inglesas.

La llegada de los moravos norteamericanos

Ante las dos situaciones referidas, se consideró recurrir a los moravos norteamericanos, iniciando su presencia en 1916, cuando vino en viaje de inspección, J. T. Hamilton. Posteriormente se establecieron S. Wedman, E.L. Michel, Kenneth G. Hamilton y J. Hebert Cruickshank, un educador. También fueron enviados a estudiar a Estados Unidos Le Roy Hodgson y George Hall.

El primero de marzo de 1921, se establece el “Moravian Junior High School”, fundado por el Rvdo. Cruickshank, al poco tiempo asumió el Rvdo. Hedley E. Wilson. La primera promoción de graduados fue el 29 de junio de 1926 y los primeros graduandos fueron: Blende Knudsen, Hortense Rose y Simeón Casanova.

En 1939 llega Miss Lydia Elizabeth Marx Lembke, cambia el nombre por “Colegio Moravo”. En 1949 se inicia un proceso para darle autonomía a la Iglesia Morava, el que culminó en 1974. En febrero de 1951 egresa la primera promoción de bachilleres en ciencias y letras. En 1952 se inaugura el nuevo edificio del colegio, la parte principal lleva el nombre de Miss Max y el ala este el de “Elsie L. Ingran”.

En 1952, la Conferencia General de la Iglesia, elige al primer nicaragüense para participar en la Junta Ejecutiva de la Iglesia Morava en Nicaragua, fue el Rvdo. Hedley E. Wilson; quien posteriormente se convirtió en el primer obispo en 1962.

De “Misión Morava” en Nicaragua, se convierte en “Iglesia Morava en Nicaragua”, en mayo de 1962. En 1971, cuatro nicaragüenses son electos como miembros de la Junta Directiva del Sínodo: John Wilson, Norman T. Bent, Joseph Kelly, Mellius Menn y un extranjero, Joseph H. Gray.

La directora del Colegio Moravo, Miss Marx Lembke, es jubilada después de 33 años de servicios, por vez primera un nicaragüense ocupa la dirección, Leroy Miller, a partir de enero de 1973. En 1970 se había construido el Gimnasio Alfred Dreguer y se inicia en 1980 el edificio “ Hedley E. Wilson” y finalizó en 1997.

Pastores y directores moravos

Los pastores que han servido a la Iglesia Morava Central de Bluefields, han sido: G. Pfeiffer, J. Lunberg, A. Martín, A. Archibold, E. Edman, L. Reichel, P. Colditz, G. R. Heatt, R. F. Bishop, Guido Grossmann, Howard Stortz, K. G. Hamilton, E. Wolff, A. G. Dannenberger, Robert Iobst, Theodore Rinke, Joe Harrison (fundador de los Scouts).

Además, C.C. Shimmer, obispo Hedler Wilson. Jhon F. Wilson, Leroy Miller, Steadman Bent, J. Giesler Gary Harke, René Henríquez, Andy Shogreen, Joe Kelly, Arthur Hodgson, Summerville Cayasso y Palmerston Budier.

Los directores del Colegio Moravo, han sido: Hebert Cruickshank, obispo Hedley Wilson, Annie Lee Stafford, Bertha Shea, Robert Montomerry Hooker y el Rvdo. Conrad Shimer.

También lo han sido: Amos Britton, Alva Hooker, Elizabeth Marx, Essie Nixon, Rvdo. Le Roy Miller, Ray Hooker, Faran Dometz, Hebbert, Prof. Byron Hodgson P. y Rvdo. H. Allan Budier Bryan.