Entre las instituciones más denunciadas en la CPDH está la Policía Nacional. Cortesía
Pasos del Orteguismo: violaciones a derechos humanos y combos de leyes
11 diciembre, 2020
La enfermera, Sandra Lindsay, primera en recibir la vacuna elaborada por Pfizer-BioNTech E.E.U.U. Cortesía
Arranca campaña de vacunación en Estados Unidos
14 diciembre, 2020

Agresión a periodistas de Confidencial

Carlos Fernando Chamorro, director de Confidencial

Carlos Fernando Chamorro en conferencia de prensa a las afueras de las instalaciones tomadas de Confidencial y Esta Semana.

Antimotines sacaron a empujones a periodistas y defensores de derechos humanos que participaban de una conferencia de prensa sobre el allanamiento ilegal de las oficinas del medio de comunicación Confidencial y el programa televisivo Esta Semana, dirigidos por el periodista Carlos Fernando Chamorro Barrios.

Dos años del secuestro

El acto sucedió la mañana de este lunes 14 de diciembre, día en el se cumplen dos años tras la toma de las oficinas de redacción de Confidencial perpetrado por la Policía Nacional, bajo mando del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murrillo

La conferencia de prensa que buscaba denunciar la embestida al periodismo independiente y exigir la devolución de las instalaciones no pudo concluirse, dado que agentes de la Dirección de Operaciones Especiales Policiales (DOEP) cercaron e impidieron el desarrollo de la actividad.

https://platform.twitter.com/widgets.js

Los antimotines llegaron a las oficinas secuestradas en cuatro patrullas y haciendo uso de sus escudos formaron un cordón humano, cercaron y replegaron a los periodistas hasta dispersarlos del lugar.

Agresión policial

El acto contó con el acompañamiento de la presidenta del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), Vilma Núñez de 82 años de edad, quien también fue agredida por los agentes policiales.

Algunos periodistas y miembros de la organización defensora de derechos humanos trataron de proteger a Núñez creando un círculo a su alrededor, pero los agentes antidisturbios continuaron arremetiendo con fuerza.

Por su parte, Carlos Fernando Chamorro y su esposa Desirée Elizondo reclamaron contra la policía el abuso de poder y la falta de consideración al empujar a una mujer mayor de edad, pero los oficiales ignoraron el llamado.

Además, las oficinas de Cabal, una agencia de consultoría a cargo de Desirée Elizondo, también se encuentran secuestradas ya que se ubican en la segunda planta de las instalaciones allandas.

Finalmente, pese al obligado desalojo Carlos Fernando les señaló a los policías que “no importa que el estado policial se exhiba por la fuerza bruta, porque no van a confiscar las ideas, no van a confiscar al periodismo nunca. No van a impedir que la prensa libre siga informando y los siga retratando a ustedes ante los nicaragüenses y el mundo porque ustedes son los ejecutores de órdenes ilegales”

A %d blogueros les gusta esto: