Mujer denuncia maltrato y agresiones par parte de su expareja
Policía ignora repetidas denuncias de maltrato a mujer en Bluefields
24 septiembre, 2020
Alerta feminista que despertó mensajes de apoyo
Oleada de mensajes de apoyo acuerpando al Movimiento María Elena Cuadra
25 septiembre, 2020

Informe de la Unab constata que represión orteguista ha empeorado

Unidad Nacional Azul y Blanco denuncia las violaciones a los derechos humanos en Nicaragua

Unidad Nacional Azul y Blanco denuncia las violaciones a los derechos humanos en Nicaragua

La opositora Unidad Nacional Azul y Blanco (Unab) señaló este jueves al régimen de los dictadores Daniel Ortega y Rosario Murillo de seguir violando los derechos humanos de la ciudadanía y de mantener ataques contra la Iglesia Católica y los medios de comunicación, en el marco de la crisis que vive el país desde abril de 2018.

En un informe, la Unidad Nacional, uno de los organismos que conforma la Coalición Nacional, advirtió, además, que esos abusos a opositores “apuntan a agudizarse en el 2021”, cuando está previsto que se celebren elecciones generales en Nicaragua.

También, destacó el uso de la fuerza policial para reprimir el derecho constitucional que tienen las personas a la protesta.

Todo está peor

En cambio, la delincuencia, los asesinatos y femicidios siguen a la orden del día en el país aumentando la inseguridad y la criminalidad.

Ellos denuncian en su informe, además, el ineficiente manejo y secretismo sobre la pandemia de Covid-19; desde su llegada en marzo 2020.

“No se sabe sobre la situación en las unidades de salud, donde tampoco brindan atención de calidad”, dijo la Unab en su informe y agregó que más bien “se han lucrado de la misma, con el aumento de precios en medicinas, costos por vacunas que debería ser gratuitas y al alcance de la población”.

La dictadura Ortega-Murillo se niega a restablecer los derechos constitucionales de los nicaragüenses y por la vía de la represión policial, terrorismo fiscal, manipulación de las instituciones públicas y cualquier método violento y/o ilegítimo se aferra al poder, pese al rechazo mayoritario del país a su nociva administración.