Iota deja severas afectaciones en Nicaragua. Cortesía
IOTA azota todo el territorio nicaragüense
17 noviembre, 2020
Deslizamiento en el Macizo de Peñas Blancas, Municipio Tuma La Dalia. Cortesía
Matagalpa: nueve muertos y cuatro desaparecidos alud en Macizo de Peñas Blancas
18 noviembre, 2020

Iota devastó el Caribe Norte

Devastación en el Caribe Norte por causa del huracán Iota

Devastación en el Caribe Norte por causa del huracán Iota

El huracán Iota dejó a Nicaragua la tarde del martes 17 de noviembre, tras el brutal impacto que causó en el Caribe Norte.

Luego de penetrar por el noreste del país, el huracán perdió fuerza “rápidamente”, hasta convertirse en tormenta tropical.

Los vientos se redujeron a unos 105 km/h, no obstante, continuó propiciando torrenciales a lo largo de su trayectoria.

Víctimas mortales de Iota

El ímpetu del huracán Iota se sumó a los estragos causados por el huracán Eta.

De acuerdo con la designada vicepresidenta, Rosario Murillo, se contabilizó casi 63 mil personas evacuadas en 683 albergues.

El martes por la tarde, Murillo también realizó un recuento de las vidas que cobró el huracán Iota.

“Aquí tenemos dos compañeros en Wamblan, luego Quilalí la señora María de la Cruz, don Carlos López en Jinotega, una, dos, tres, cuatro y luego los dos niños ahí en Santa Teresa de Carazo”, dijo Murillo.

No obstante, a ellos se le suman diez vidas más, algunas de ellas, víctimas del deslizamiento de tierra en el Macizo de Peñas Blancas, Matagalpa. En total el Gobierno de Nicaragua reconoce hasta ahora 16 personas fallecidas a causa del huracán Iota.

Caribe Norte sin energía eléctrica

Por otra parte, los poblados de la Costa Caribe Norte fueron los que resultaron más golpeados por el huracán Iota, considerando que este es el segundo azote climatológico que recibieron en menos de 15 días.

El Sistema Nacional para la Prevención de Desastres (SINAPRED), informó sobre más de 86 mil viviendas que se encuentran sin suministro de energía eléctrica en comunidades Bilwi, Siuna, Rosita, Bonanza, Mulukukú, Bocana de Paiwas, La Cruz de Río Grande, Laguna de Perlas, Kukra Hill, el Tortuguero, Wiwili, Ayapal, Corn Island, la Desembocadura del Río Grande de Matagalpa y Waspam.

Ello como resultado de los fuertes vientos, caídas de postes y roturas de líneas en las diferentes zonas.

Problemas de abastecimiento de agua

Igualmente, ENACAL reportó problemas de abastecimiento de agua potable, en al menos 12 mil familias en Bilwi y otras 935 familias en Waspam como producto de fallas de energías.

Asimismo, se interrumpieron servicios de telecomunicaciones por inundaciones en Puerto Cabezas, donde se encuentra la Central de operaciones.

Daños a la infraestructura pública

Sobre daños a la infraestructura aún no hay informes completos. Solo algunos reportes preliminares, entre los que se enlistan tres puentes:

Waslala – Siuna, puente del Río Yiya (derrumbado)
Siuna – Waslala, puente Rosa Grande (derrumbado)
Siuna – Rosita, puente Banacruz (daños parciales)

Mientras tanto, no se conocen datos detallados sobre las averías en caminos, carreteras o daños a la vivienda.

El embate del huracán Iota provocó crecidas de ríos, fuertes inundaciones, colapso de postes, árboles y tendidos eléctricos y múltiples destrozos a hogares de las familias caribeñas.