Colecta de la Iglesia católica para damnificados por Eta e Iota. Cortesía
Iglesia Católica dona 3.6 millones de córdobas para afectados por Eta e Iota
30 noviembre, 2020
Navidad sin presos políticos
Por tercer año consecutivo exigen una Navidad sin presos políticos
1 diciembre, 2020

Recrudece la persecución política a la familia Montenegro

Agentes policiales allanaron la finca de la Familia Montenegro.

Agentes policiales allanaron la finca de la familia Montenegro.

El régimen de Daniel Ortega recrudeció la persecución política en contra de la familia campesina Montenegro Centeno en Jinotega.

El abuso policial despertó la indignación a través de las redes sociales y tanto defensores de derechos humanos, como miembros de organizaciones políticas repudiaron el actuar policial.

Allanamiento ilegal

Agentes de la Policía Nacional ayer 30 de noviembre, allanaron ilegalmente la finca de la familia Montenegro ubicada en el cerro Kilambé, en el municipio de Wiwilí, Jinotega.

“Vinieron diez elementos de la Policía fuertemente armados… No los dejamos entrar porque les pedimos que mostrarán una orden judicial y no lo hicieron. Entonces, trajeron una barra que andaban en la patrulla y empezaron a tirar los barrotes, golpearon a mi padre y rebatieron todo. Nos querían quitar los celulares y amenazaron a mi hermano Enoc y a mi persona con llevarnos detenidos” denunció Thelma Montenegro.

El allanamiento duró alrededor de dos horas, tiempo en el que no solo forzaron la entrada y revolvieron todas las pertenencias en busca de armas, sino que agredieron al padre de la familia, Viviano Montenegro, un hombre de 93 años.

Detención de Dorling Montenegro

Además, miembros de la familia Montegro informaron que desde las diez de la noche del 29 de noviembre, “sujetos encapuchados” detuvieron a Dorling Antonio Montenegro, de 21 años.

La Familia Montegro conoció que los hechos sucedieron en la comunidad Maleconcito, en el municipio de Wiwilí, pero luego de la detención no supieron nada sobre el paradero de Dorling Montegro.

No fue hasta que finalizó el allanamiento que la familia descubrió que a Dorling Montegro estuvo en una de las patrullas policiales que se estacionaron a unos 20 metros de la finca.

“Lo vimos con un rostro pálido, como dolorido, y sus extremidades inferiores se las cubrieron con plástico negro. Estamos casi seguros de que fue golpeado o herido”, declaró Thelma Montegro.

Una vez que los oficiales se retiraron, la familia desconoció nuevamente, para dónde fue trasladado Dorling Montegro.

La historia de una familia opositora

En la familia Montenegro Centeno son abiertamente opositores del Gobierno de Daniel Ortega y como consecuencia han sufrido gravosas represalias.

Por ejemplo, a Edgard Aristo Montenegro Centeno, de 56 años, lo acusaron de asesinar altrabajador y policía voluntario” Héctor Moreno Centeno, de 30 años.

Además, lo señalaron de “terrorista” y de liderar a un grupo “golpistas que se dedicaban a cometer crímenes en el tranque de Wiwilí”.

Por otro lado, 2019 recibió con duras noticias a la familia Montenegro, puesto que entre los meses de enero y agosto cuatro miembros de la familia fueron ejecutados.

Indignación en redes sociales

Ante esta situación, defensores de derechos humanos y miembros de organizaciones políticas se han pronunciado a través de las redes sociales en favor de la familia Montenegro.

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH) condenó el “allanamiento ilegal y violento en la propiedad de los Montenegro donde 6 integrantes de la familia y colaboradores estuvieron secuestrados e incomunicados por más de dos horas”.

https://platform.twitter.com/widgets.js

Asimismo, Yonarqui Martinez, defensora de derechos humanos exigió libertad y respeto para la vida de Dorling Montenegro.

Igualmente, Felix Maradiaga, miembro de la Unidad Azul y Blanco, dio seguimiento a las denuncias interpuesta a través de su cuenta de Twitter.

“Basta ya de violar los derechos humanos en el campo y la ciudad. Esto demuestra una vez más que Daniel Ortega sólo se sostiene en el poder por las armas”, declaró Maradiaga.