Ruth Crawford
Ruth Crawford, madre de la pequeña Brishanny White Crawford, ahogada en la piscina de un centro recreativo de Bluefields. Foto | La Costeñísima | S. León

Policía investiga cómo se ahogó la pequeña Brishanny

La Costeñísima
Publicado el 27 Febrero, 2017 a las 9:16 am

La Policía Nacional investiga las circunstancias en que se ahogó la niña Brishanny White Crawford, de 4 años de edad, la tarde del viernes reciente, en el centro recreativo Caribbean Pepper, del barrio 19 de Julio, de Bluefields, confirmó la tía de la menor fallecida, Lisbeth Aguirre.

Los últimos minutos de vida de la menor quedaron registrados en un video de una de las cámaras de seguridad del local, que –aunque con poca calidad–, muestra cómo la pequeña sube las manos en señal de socorro, pero a pesar de que había otros niños y un adulto en la piscina, nadie reaccionó hasta que ya era demasiado tarde.

Las investigaciones preliminares indican que la madre de la menor no estaba al pendiente de su cuidado. Sin embargo, en las redes sociales también muchos han lamentado, e incluso condenado, la supuesta indolencia del adulto, aparentemente de origen suizo, que no habría auxiliado a la menor, aunque hasta hoy no ha sido imposible identificarlo y conocer su versión.

Precisamente, Aguirre se presentó en representación de su familia el mismo viernes por la noche en las instalaciones de la Policía de Bluefields para interponer denuncia, contra el ciudadano suizo por el delito de omisión de auxilio. Para la familia el suizo hizo caso omiso al percance de la menor.

La Policía habría aceptado la denuncia hasta esta mañana. Antes, la madre de la menor, Ruth Crawford, lamentó que su hermana había ido a la Policía y quiso interponer la denuncia, pero estimó que la Policía no quiere ayudar en nada”, dijo entre lágrimas. Según Crawford, el extranjero se negó a auxiliar a su pequeña.

Extranjero ilocalizable; Su embajada supuestamente le advirtió que corre peligro

La Costeñísima intentó localizar al extranjero, que los vecinos únicamente han identificado como Tristán, pero su vivienda está vacía. Al momento del incidente de la pequeña Brishanny, el extranjero jugaba a pocos metros con otra pequeña, que según vecinos se trata de su hija.

“Desde ayer (sábado) no hay nadie en la casa, la casa permanece cerrada”, dijo un vecino bajo condición de anonimato.

Un fuente extraoficial aseguró a La Costeñísima que la embajada de Suiza sugirió a Tristán abandonar el inmueble ya que su vida corría peligro.

Justamente la misma noche del viernes, familiares y amigos de los Crawford fueron a la vivienda del extranjero, ubicada en el barrio Nueva York, y la apedrearon y gritaron insultos. La Policía se presentó al lugar y advirtió a los protestantes que se alejaran de la vivienda o irían presos.

Madre de la pequeña niega descuido

En Bluefields. a través de las redes sociales y medios de comunicación se han expresado opiniones encontradas sobre el caso. Unos consideran que la madre de la menor es la principal responsable del ahogamiento de su hija, otros culpan al ciudadano suizo porque no la socorrió.

Ruth Crawford, la madre, asegura que ella “siempre” estuvo atenta a la niña. “Le dije que no jugara con su niña (del extranjero)”, dijo Crawford. Según Crawford, ella solamente descuidó a su pequeña cuando alistaba la ropa de la niña para sacarla del agua, secarla y vestirla.

“En ese mismo instante mi niña se estaba ahogando, solo quiero que me ayuden con ese hombre, que pague por lo que hizo”, pide Crawford.

La niña Brishanny fue sepultada en el cementerio San Juan, la tarde del domingo, en medio de llantos y demandas de justicia.

El artículo 159 del Código Penal de Nicaragua establece que se aplicará la pena de prisión en una extensión de uno a dos años al que, pudiendo, no auxilie a un niño cuya vida estuviere en inminente peligro.