La regulación de los comercios locales, que invaden las aceras de la ciudad, sigue siendo una tarea pendiente de las autoridades. Foto | La Costeñísima

Más desorden invade comercio de Bluefields

La Costeñísima
Publicado el 12 marzo, 2017 a las 12:13 pm

El comercio informal y su desorden invaden cada vez más la ciudad Bluefields, en el Caribe Sur. Durante años los blufileños se han quejado de los diferentes puestos que se adueñan de las aceras, obstaculizando el paso de los peatones, que se ven obligados a caminar por calles o cunetas, arriesgando sus vidas.

Ahora, en los meses recientes –con el avance de la nueva carretera de Bluefields a Nueva Guinea– el desorden muestra claras señales de crecer. Según la queja de comerciantes locales, en este período han aumentado “descontroladamente” los comerciantes foráneos que se toman aceras y calles de la ciudad y distribuyen sus productos en otros comercios, fomentado una “competencia desleal”.

A bordo de pequeños camiones o camionetas, estos comerciantes aparecen ofertando sus productos a precios rebajados, debido a que –según los comerciantes locales– muchos no están cumpliendo con el pago de los impuestos correspondientes, sembrando malestar entre los propietarios de puestos establecidos en la ciudad.

Por las principales calles de Bluefields, se observan verduleros por doquier, también ventas de quesillos procedentes de Santo Tomás, Chontales, negocios de ropas y más.

Puesto de frutas y verduras en la ciudad de Bluefields. Foto | La Costeñísima

Comerciantes locales: “Nos están mandando a la quiebra”

“Yo me dediqué a seguir uno de los camiones, y observé que distribuyen verduras, pollos, y otros productos, están haciendo competencia desleal porque no están pagando los impuestos, están mandando a la quiebra a muchos comerciantes de Bluefields que han estado con el pueblo en las buenas y las malas”, reclama Erasmo Flores Reyes, presidente de la Cámara de Comercio de Bluefields.

Juan Carlos Duarte, otro comerciante local, agrega que “los comerciantes que vienen en vehículos a vender también vienen con sus familiares y a estos familiares los instalan en las esquinas y otras vías principales y comienzan a vender, mientras el vehículo se mueve a los barrios”.

Según Duarte, los comerciantes dejan a sus familiares vendiendo en las calles e incluso regresan a Managua o Masaya para reabastecer estos puestos, aunque dice tener entendido que algunos pagan un permiso a la Alcaldía.

Vendedor de quesillos en la ciudad de Bluefields. Foto | La Costeñísima

Comerciantes foráneos muestran permiso de Tributación Municipal

Inocencio Rodríguez, uno de los comerciantes foráneos, mostró un recibo de Tributación Municipal que certifica haber pagado 400 córdobas a la Alcaldía de Bluefields para vender en las calles.

Sin embargo, el presidente de la Cámara de Comercio de Bluefields considera que la Alcaldía de Bluefields está permitiendo una competencia desleal.

“Nosotros somos los que pagamos los diferentes impuestos, y ellos (los foráneos) solo vienen y venden y se llevan el dinero dejando más débil la economía local”, critica Flores Reyes.

Diversos puestos obstaculizan el paso de los peatones en las aceras de la ciudad. Foto | La Costeñísima

El directivo de la Cámara de Comercio de Bluefields y comerciante ferretero, Óscar Darío Sáenz, reveló a La Costeñísima que varios comerciantes blufileños sostuvieron un encuentro con las autoridades regionales y municipales, entre ellos el delegado regional de la Presidencia de la República, Johnny Hodgson. El objetivo del encuentro fue abordar “el caos en que nos encontramos en Bluefields”.

Hogdson confirmó el encuentro y comentó el lanzamiento de una alianza público-privado, entre el gobierno y los empresarios privados, que permita aportar juntos al desarrollo regional.

Carla Martin, alcaldesa de Bluefields, dijo que trabajan una estrategia que permita ordenar el sector comercio para no afectar a los comerciantes que han estado “en las buenas y las malas” en Bluefields.