Roger Martin Downs Patterson, acusado de violación y robo agravado contra una turista norteamericana en Little Corn Island. Foto | Cortesía | Jesileth Henríquez

Turista dijo: “Tengo Sida”, para detener violación

La Costeñísima
Publicado el 15 Marzo, 2017 a las 10:04 am

La turista norteamericana brutalmente agredida en Little Corn Island, a finales de febrero, gritó que tenía Sida para detener la violación de su agresor, Roger Martin Downs Paterson, quien reaccionó con furia y le ocasionó graves lesiones en su rostro.

La Dirección de Inteligencia de la Policía Nacional encontró como único responsable del brutal ataque contra la turista norteamericana a Roger Martin Downs Patterson. La agresión ocurrió la noche del 25 de febrero, en los alrededores del campo de béisbol de Little Corn Island.

Downs Patterson fue remitido a la Fiscalía, acusado por los delitos de violación y robo agravado. Este martes, el acusado fue presentando ante el Juzgado de Distrito Penal de Audiencias, que aceptó la acusación, decretó prisión preventiva y fijó la audiencia inicial para el próximo 20 de marzo, a las nueve de la mañana.

El brutal ataque contra la turista norteamericana fue condenado enérgicamente por la Procuraduría Regional de Derechos Humanos y empresarios locales, que además temen los efectos negativos del turismo en la islita, que se ha visto afectada por la delincuencia.

Te puede interesar: Brutal agresión contra turista en Little Corn Island

Fotografía general y en detalle de la extranjera agredida en Little Corn Island. Hemos puesto filtros para proteger su identificación. Foto / La Costeñísima

La Policía confirmó que Downs Patterson agredió brutalmente a la víctima hasta causarle lesiones graves en el rostro, nariz, boca, dientes y otras partes del cuerpo.

La fiscal regional del Ministerio Público, Janina Jackson Machado, indicó que las lesiones graves están incluidas dentro de los dos delitos por los que se acusa a Downs Patterson.

“Las lesiones entran como agravantes propias del mismo delito de violación agravada; hay una afectación grave a la salud de la víctima”, detalló Jackson.

El brutal ataque contra la norteamericana ocurrió el 25 de febrero, entre las 7:30 p.m. y las 8:00 p.m. Según las investigaciones policiales, la turista descansaba sobre una toalla, en el engramado del campo de béisbol de Little Corn Island, cuando Downs Patterson pasó cerca y “cuchillo en mano la amenazó y procedió a abusar sexualmente de ella”. Originalmente, la turista no había confirmado la violación por sentirse avergonzada.

Según los datos revelados en la audiencia preliminar, en su desesperación para evitar que Downs siguiera abusando de ella, la turista gritó que que tenía Sida e “inmediatamente él se le retiró y caminó tres metros”.

Sin embargo, Downs regresó molesto y se le abalanzó sobre la turista para golpearla a puño cerrado, lesionándola gravemente,y robando su billetera.