LGBTI
Miembros de la comunidad LGBTI de Bluefields Foto | La Costeñísima |

Diversidad sexual de Bluefields demanda más respeto

La Costeñísima
Publicado el 29 junio, 2018 a las 1:34 pm

La comunidad LGBTI (Lésbico, Gay, Bisexual, Transexual, Intersexual) demandó tolerancia e igualdad en el Caribe Sur de Nicaragua, y también acceso a trabajo, salud, a la justicia y la seguridad, porque de acuerdo con Tyron Aburto, coordinador del Movimiento de la Diversidad Sexual, “a diario sufrimos violencia en las calles de Bluefields”.

Aburto demandó, además, la implementación de políticas públicas sociales que promuevan el respeto a los derechos de la comunidad LGBTI, con campañas que favorezcan el respeto a la sexualidad libre de prejuicios.

Graves consecuencias

“Hemos sido objeto de burlas, discriminación, diferentes formas de violencia a nuestra identidad sexual, con graves consecuencias psicoemocionales, sociales físicas y económicas, así como muchos derechos humanos universales”, se quejó Aburto.

Las declaración de Aburto fue durante una conferencia de prensa organizada en Bluefields para conmemorar el Día Internacional del Orgullo Gay, en la cual condenaron la normalización y justificación de actos de agresión, abuso sexual, violaciones, acoso y otras expresiones machistas y homo-lesbo-transfóbicas contra la comunidad de la diversidad sexual.

Exhortaron a los comunicadores, periodistas, medios de comunicación y demás miembros de la comunidad a evitar compartir información, imágenes, y videos, que lleven a la burla, denigración, discriminación e incluso criminalización de las personas por su identidad.

                   

Demasiada descalificación

“No se descalifica las ideologías, trabajo y/o activismo de las personas en base a su identidad y/u orientación sexual. La identidad y la orientación sexual no deben ser en ningún momento motivo de descalificación”, dice parte del pronunciamiento.

Demandaron también que la Policía Nacional y el Poder Judicial actúen con imparcialidad, trato justo, digno y basado en derechos para el cumplimiento de las leyes y el acceso a la justicia.

Contrario a los años anteriores, la comunidad LGBTI muestra su crecimiento organizacional y de miembros y, a esta fecha se cuantifica en más de mil miembros los afiliados a esa organización en Bluefields.

Desde niños hasta adultos

Coral Lascan, transexual del puerto del Bluff, lamentó que la agresión contra los miembros de ese sector en esa comunidad vaya en aumento, a tal punto que son acosadas, violentadas y agredidas físicamente por niños, adolescentes, jóvenes y adultos.

La comunidad LGBTI propone a las familias aportar a una vida libre de discriminación y violencias contra las personas, y motivan a la comunidad a educarse e informarse más sobre la sexualidad para ir desechando los prejuicios, los malos conceptos y la discriminación hacia las personas por tener una orientación diferente a la heterosexual.

“Todos merecemos vivir de manera digna, con el pleno goce de todos los derechos humanos, a formar familias unidas, a contribuir al desarrollo de nuestras comunidades y a soñar con una Nicaragua libre, democrática, inclusiva y próspera”, concluye el pronunciamiento del Movimiento de la Diversidad Sexual de Bluefields.