El Observatorio Ciudadano hace un llamado urgente al gobierno ante falta de medidas de prevención contra el Covid-19. Imagen de referencia
Observatorio Ciudadano: 11, 251 casos sospechosos de Covid-19
20 noviembre, 2020
Proselitismo político ante emergencia nacional. Cortesía
Costa Caribe: Exigen carné del FSLN a damnificados para recibir ayuda estatal
23 noviembre, 2020

Desembolso del FMI refleja desconfianza hacia Ortega

Juan Sebastián Chamorro explicó que el préstamo del FMI a Nicaragua trae consigo varias medidas restrictivas que revelan desconfianza hacia el gobierno de Ortega

Juan Sebastián Chamorro, director ejecutivo de la Alianza Cívica por la Democracia y la Justicia, explicó que el préstamo de 185 millones de dólares por parte del Fondo Monetario Internacional (FMI) a Nicaragua revela desconfianza y una “durísima derrota para el dictador (Daniel) Ortega”.

Dificultades para conseguir fondos externos

A través de un artículo de opinión, Chamorro expuso que la obtención de estos recursos no supone un “logro” como el régimen de Daniel Ortega lo ha promovido, puesto que “al no ser parte de los fondos ordinarios, no exigen muchas condiciones que actualmente Ortega no puede cumplir“.

Chamorro destacó que esos fondos estaban destinados para atender la emergencia provocada por la pandemia global de Covid-19.

De forma que Nicaragua es el país de la región centroamericana “al que menos recursos le asignaron y al que más tarde se los aprobaron“.

Además, Chamorro señaló que el monto que Ortega esperaba es mucho menor al recibido, lo que indica “las enormes dificultades que enfrenta la dictadura para conseguir fondos externos“.

Por otra parte, Chamorro lamentó que está deuda externa es una clara muestra del alto precio que está pagando el pueblo nicaragüense, quiénes deberán saldar a través de el aumento en los impuestos, la reducción de gastos o una combinación de ambos.

Restricciones en el manejo de los recursos

Asimismo, Chamorro escribió que “las acciones de la dictadura han obligado a la cooperación internacional a restringir la entrega de recursos“. De los 185 millones de dólares, 65 millones se canalizán a través de la Oficina de Servicios para Proyectos de las Naciones Unidas (UNOPS) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA).

La UNOPS manejara 52 millones de dólares y se espera que cobre el diez por ciento de ese monto.

Por su parte la UNOPS se usa “comúnmente en países donde la corrupción campea a sus anchas” dijo Chamorro en su artículo de opinión, por lo que deja entrevisto la desconfianza de organismos internacionales hacia la gestión del gobierno de Daniel Ortega.

Esta decisión se emplea por primera vez en Nicaragua, con el objetivo de garantizar que la ayuda brindaba llegue a quienes lo necesitan.

Mientras tanto, el PMA manejará 13 millones de dólares que se entregarán como donaciones en especie.

Por último, Chamorro explico que el monto restante deberá emplearse en reforzar las Reservas, el tipo de cambio y la seguridad del Sistema Financiero, ya que la balanza de pagos está en crisis y teóricamente no queda otra opción para utilizar ese dinero, por lo que “tampoco lo podrán gastar en lo que ellos (el gobierno) quieran”.

Alivio a la dictadura

Aunque este préstamo viene con restricciones al manejo de recursos, no se puede negar que le dará un alivio a la dictadura“, añadió Chamorro.

Igualmente, Chamorro agregó que pese a que los recursos no puedan ser utilizados para otras razones como tapar el déficit del INSS, que supera el 1.6 por ciento del PIB. El régimen podrá continuar invirtiendo en la represión, porque “esta ayuda le libera recursos del presupuesto para gastar en las acciones de represión y acoso de la Policía a la población”.

Finalmente, Chamorro escribió que la única forma de recuperar la confianza de la comunidad internacional es someter al país a un proceso de transición democrática, refiriéndose a las elecciones presidenciales que se celebrará en el año entrante.