Centro Penitenciario
Obras en el nuevo Centro Penitenciario de Bluefields, que estaría listo en mayo, según autoridades locales. Foto | La Costeñísima

Construyen moderna penitenciaria en Bluefields

La Costeñísima
Publicado el 1 abril, 2017 a las 12:18 am

Un complejo penitenciario se construye en Bluefields, Región Autónoma de la Costa Caribe Sur (RACCS), para encerrar a quienes infrinjan las leyes del país y también a los ya condenados que purgan pena en las celdas de la Delegación Policial y del Sistema Penitenciario Nacional actual.

El delegado regional del Ministerio de Gobernación, Wilfredo Jarquín, detalló que el nuevo complejo penitenciario tendrá cinco galerones de tres pisos. Cuatro de ellos serán para hombres y uno para mujeres, pero aclaró que “ningún galerón tiene comunicación con otro”.

El complejo está ubicado en el barrio San Pedro, por el sector de “El Pericón”, en una extensión de dos manzanas de tierras. Se espera que su capacidad sea para 850 reos: 800 hombres y 50 mujeres, según Jarquín.

Penitenciaria1
El nuevo Centro Penitenciario de Bluefields tendrá cinco galerones de tres pisos cada uno. Foto | La Costeñísima

Pobladores comentan construcción de nuevas celdas

Según Jarquín, el nuevo complejo es un edificio moderno, que cuenta con todas las garantías de seguridad necesarias. En Bluefields, la población ya ha reaccionado a la obra en construcción.

“Conozco varias penitenciarías, no porque he estado ahí, sino porque he ido a visitar amigos, y el que se construye aquí (en Bluefields) es un edificio hermoso”, valora José Henríquez, quien aclaró que igual no le interesa ser parte de los “residentes” de la futuras celdas.

El blufileño Manuel Joseph estima que el complejo que aún se construye “ayudará mucho” porque permitirá a las autoridades aumentar su radio de acción y captura de delincuentes que infringen las leyes.

Penitenciaria2
La nueva penitenciaria cumplirá con las medidas de seguridad necesarias, según Ministerio de Gobernación. Foto | La Costeñísima

Complejo tendrá aulas de clase y áreas recreativas

El delegado regional del Ministerio de Gobernación agregó que además de los galerones para las celdas, habrá áreas administrativas, para deportes, recreación  también para capacitación técnica, educativa y humana, para que los condenados puedan estudiar y reinsertarse en la sociedad, una vez concluyan sus sanciones privativas de libertad.

El delegado presidencial para el Caribe Sur, Johnny Hodgson, considera que el Centro Penitenciario de Bluefields, servirá también para que todos los hombres y mujeres caribeños que estén purgando penas en otras penitenciarías del resto del país sean trasladados a Bluefields, para concluir sus condenas en su ciudad.

La construcción del nuevo complejo concluirá en mayo. Sin embargo, luego continuará un periodo de equipamiento de todas las áreas del penal. “Al concluir este proceso, entonces procederemos a trasladar a los reos de la actual penitenciaría, y de la Policía hacia la nueva penitenciaría, poco a poco”, explicó Jarquín.

El funcionario del Ministerio de Gobernación espera que todo esté listo durante el segundo semestre de 2017.

Penitenciaria3
El nuevo centro penitenciario promete terminar con el hacinamiento en las celdas actuales de Bluefields. Foto | La Costeñísima

Jarquín: Respondemos a demanda de condiciones más dignas

“Con estos edificios estamos asegurando y respondiendo a las demandas de los familiares de los presos, y de los mismos presos, en cuanto a mejores condiciones humanas, más dignas, y mayor capacidad”, sostuvo Jarquín.

Según Jarquín, el dinero para construir ese penal provino de lo decomisado a los supuestos funcionarios de la trasnacional mejicana conocidos como falsos Televisa, pero no dijo monto.

En la todavía penitenciaría de Bluefields, que durante el gobierno del último Somoza funcionaba un comedor y espacio de recreación, actualmente se hacinan 414 reos, según un funcionario penitenciario.

Mientras, en las celdas de la Policía de Bluefields, guardan prisión a 132 presos investigados, reos a la orden e internos condenados, todos en condiciones de hacinamiento, casi durmiendo uno sobre otro.